El equipo gran canario se alza con una victoria a 3-2.

El primer set comienza con un continuo, tanto defensivo como ofensivo, dominio de los centrales de ambos conjuntos en el que ningún equipo lograba despuntar y coger una ventaja notable. Los puntas los numerables errores de saque llevaron al primer set hasta un ajustado 19-18. Tras llegar a muy igualado final de set de 21-18 y mal aprovechar sus primeras bolas de ataque el conjunto canario los azules toman por la fuerza bruta la máxima igualdad hasta un marcador de 26 iguales que se decantó finalmente para los locales por el buen hacer de estos.
Tras la charla tecnica dada por los entrenados da lugar el segundo set en el terreno de juego que continúa con la misma dinámica de reparto de punto a punto a cada lado del marcador. Es a partir de la primera decena cuando los visitantes con un gran acierto en defensa consiguen distanciarse hasta el 11-16 al que el vecindario le cuesta responder. A medida que se suceden los puntos el club voleibol Melilla se asienta a la cabeza del marcador con una más que cómoda ventaja hasta finalizar el set sin ninguna sorpresa con un 17-25.


Se reanudó el tercer con un control con mano de hierro por parte del equipo liderado por Monfort para adquirir la friolera de 2-9 en el marcador. Esto no amedrentó a los amarillos que sacaron coraje y pusieron todas sus armas en juego para así  recortaron distancia a pasos agigantados con un gran esfuerzo colectivo e igualar el marcador a 14-14 e incluso ponerse por primera vez por encima en el electrónico. Se continúa la igualdad en el marcador hasta decantarse una vez más para el Vecindario de la mano de dominante Moisés Dos Santos y la potencia de Raúl Dávila. 


Una vez más el cuarto set empieza dominado por el club Voley Melilla que está intratable y rápidamente consigue una notoria ventaja prolongada hasta mediados de set. Las largas jugadas y el tremendo desgaste físico de ambos convierte el encuentro en un choque de trenes que lleva a la jugadores a ganar los puntos ínfimas diferencias. De acuerdo con la trayectoria del tercer set el conjunto dirigido por Raúl Quintana va una vez más a la estela de los rivales que se acomodaron y lograr de nuevo acortar distancias hasta un 17-19. En esta ocasión los de Melilla no dejaron escapar la oportunidad y cerraron con un contundente marcador para así ir al time break.


Los jugadores en esta ocasión fueron con todo al último set que decidiría el partido iniciado de la mano de Pedrito para el Vecindario. Regido por un tiempo equilibrado ninguno de los dos equipos cedió en ningún momento y tras una buena racha el Vecindario por primera vez tomaba la cabeza del marcador en el encuentro a 8-3. En la segunda mitad del time break se mantuvo la distancia para los amarillos gracias de nuevo a una magistral actuación de los centrales Manu y Moisés para así dejar 2 puntos en la isla de Gran Canaria con un marcador de 15 a 8.

IMG 9115